LinkedIn

CÓMO MEJORAR TU PERFIL EN LINKEDIN

Se trata de una red que tiene 400 millones de usuarios, por lo que es fundamental hacer lo posible para destacar. Con ello nos referimos a revisar los ajustes, actualizar tus actividades, mostrar una nueva imagen o proyectarte más y mejor en lo que eres realmente bueno/a. LinkedIn no es solo un escaparate, en un lugar virtual donde también se perciben actitudes, seguridades, posibilidades y confianza, todas ellas características en las que se apoya un acertado proceso de selección. El futuro empieza a escribirse cuando sabes aprovechar lo mejor de ti mismo.

 

  1. MANTENTE AL DÍA

Ten tu perfil de LinkedIn actualizado en todo momento, no solo cuando estés buscando un empleo. Nunca se sabe, podrían estar buscando perfiles similares al tuyo para el puesto de tus sueños.

  1. SONRÍE

Tu perfil tiene siete veces más probabilidades de ser visitado si tienes una fotografía. Muestra algo de tu personalidad, pero de forma profesional, después de todo, te estás vistiendo para impresionar. Pídele a un amigo que tenga una cámara buena y que te haga la foto, no te conformes con una hecha con un iPhone, a menos que tenga muy buena calidad. Actualiza la fotografía de vez en cuando con una en la que se vea tu aspecto actual, para que los entrevistadores puedan reconocerte

  1. SÉ PERSONAL

Tienes 120 caracteres de límite en tu titular profesional para resumir lo que haces. Es un buen sitio para ser creativo: puedes poner que te gusta viajar por el mundo o que eres muy buen orador, y usa palabras clave si es posible. Si no editas tu titular, se mostrará por defecto tu último puesto de trabajo, y eso puede limitar tu visibilidad. Además, asegúrate de comprobar tu titular cada vez que añadas un nuevo trabajo, porque podría cambiarse al anterior.

  1. FACILITA QUE SE PONGAN EN CONTACTO CONTIGO

Si quieres que la gente (que no esté en tu red de contactos) se ponga en contacto contigo, haz una llamada a la acción en el cuadro resumen poniendo tu correo electrónico, tu sitio web o tu número de teléfono.

  1. MUESTRA TU ESTILO

Tus logros tienen que brillar en todo tu perfil. Explica tu función en proyectos punteros, gestionando personal y logrando objetivos, y refuérzalo con cifras donde sea posible. No divagues, haz que sea claro y específico: tienes que resumir tus logros y experiencia en unas pocas frases.

  1. DESTACA TUS CONOCIMIENTOS DE INGLÉS

Muestra lo internacional que eres demostrando que tienes sólidos conocimientos de idiomas. Por ejemplo, puedes hacer el test EF gratuito en línea de inglés, el EFSET, y poner la certificación de tu puntuación directamente en tu perfil de LinkedIn.

  1. OBTÉN Y DA RECOMENDACIONES

Las recomendaciones son como las referencias y es muy fácil conseguirlas en LinkedIn: pide a algunos de tus contactos, antiguos supervisores o responsables de tu empresa actual que compartan lo que saben sobre tu forma de trabajar y tus mejores cualidades, y no te olvides de devolver el favor.

  1. ÚNETE A GRUPOS Y SIGUE GENTE

No te limites a contactos de gente que ya conoces, únete a grupos o sigue a personas influyentes, así también aprenderás cosas fuera de tu red de contactos. Puedes unirte a tantos grupos como quieras, pero quizás sea mejor que no te unas a muchos, así podrás interactuar y comunicarte con los miembros y hacer nuevos contactos. Si quieres dar un paso adelante en tus actividades en LinkedIn, ¿por qué no creas tu propio grupo y muestras al mundo que tienes experiencia en un área concreta?

  1. PERSONALIZA TU URL

Es posible que tu URL de LinkedIn tenga un aspecto parecido a esto: linkedin.com/in/nombre-apellidos-a821191a. Nadie puede recordar algo así, ¿verdad? Por suerte, LinkedIn te permite personalizar tu URL, así que puedes deshacerte de los números y añadir tu profesión, marca o cualquier cosa que muestre tu personalidad profesional. (Recuerda actualizar tu nueva URL en todos tus sitios web, tarjetas de visita y resto de redes sociales).

  1. PERSONALIZA TU IMAGEN DE CABECERA

Personaliza la imagen de cabecera para dar algo de carácter a tu perfil: puedes encontrar fotografías en bancos de imágenes, pero, si puedes, crea tu propia imagen (JPG, GIF o PNG, de no más de 4 MB y entre 1000×425 y 4000×4000 píxeles). Puedes ver las imágenes de otras personas para inspirarte, aunque solo funcionará si tiene que ver con tu marca, empresa o personalidad. Ah, y que sea profesional, algo que pueda gustar a tu futura empresa.

  1. HAZ UNA LIMPIEZA EN GENERAL

Es posible que hicieras tu perfil de LinkedIn hace unos años y hayas ido añadiendo conocimientos, experiencia, grupos, contactos y recomendaciones. Si es así, puede ser el momento de hacer una purga. Asegúrate de que tu perfil sea claro, conciso y específico. Pon solo conocimientos y experiencia relevantes para tus objetivos profesionales: saber Microsoft Word o ser experto en el uso de internet no te hará destacar, porque es algo que se da por hecho para la mayoría de los trabajos. Tampoco son relevantes tus trabajos de verano de hace 10 años. Abandona los grupos o elimina contactos que ya no sean interesantes o útiles. Lo mismo vale para las recomendaciones: hubo una época en la que todo el mundo conseguía ser recomendado por casi todos los conocimientos que mostraban en el perfil. Nadie es tan bueno en todo, así que es mejor que te recomienden por tu calidad en aspectos que te ayuden a avanzar.

 

Leave a Reply